4 mil marineros de EE.UU. Encerrados en un portaaviones nuclear con un brote de coronavirus

El capitán de un portaaviones nuclear del Ejército de Estados Unidos ha pedido por carta al Departamento de Marina que le envíen ayuda para poder aislar a un centenar de marineros afectados por Covid-19. Hay más de 4.000 soldados a bordo del buque, que se encuentra atracado en Guam, una isla 2.600 kilómetros al sur de Japón en el océano Pacífico.

En la carta, fechada el 30 de marzo y obtenida por The San Francisco Chronicle, el capitán Brett Crozier pide habitaciones en tierra para poner a los marineros en cuarentena “cuanto antes”.

“La enfermedad continúa extendiéndose cada vez más deprisa”, escribe el capitán Crozier. “Hay que actuar con decisión ahora para cumplir con las recomendaciones del CDC y prevenir un resultado trágico”. El CDC es el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. El oficial denuncia que solo “unos cuantos” de los camarotes de los oficiales cumplen las condiciones para aislarse en cuarentena. “Debido a las limitaciones de espacio inherentes a un barco de guerra, no lo estamos cumpliendo (el aislamiento)”.

El capitán afirma en su carta que no tiene sentido centrarse ahora mismo en hacer pruebas del coronavirus a los marineros. «Debido a la cercanía que se requiere en un barco de guerra y el número de casos positivos, todos los marineros, independientemente de su rango, deben ser considerados como personas “en contacto directo” con infectados de acuerdo con las reglas del CDC adaptadas a la Marina.

Parte del personal ha comenzado a decender a tierra y se encuentra en cuarentena en Guam, pero de los espacios que les ha proporcionado el Ejército, solo uno cumple las recomendaciones, denuncia el capitán Crozier. Los demás duermen en grupos. “Aunque es marginalmente mejor que un buque de guerra, los lugares de cuarentena en grupo no son una solución y no cumplen la actual normativa”.

El capitán pone como ejemplo las medidas tomadas en el crucero Diamond Princessuno de los primeros focos preocupantes del coronavirus fuera de China y que llamó la atención sobre los medios de transporte. El crucero se encontraba frente a la costa de Japón con 3.700 personas a bordo cuando a principios de febrero se detectó un brote de coronavirus entre los pasajeros. Crozier cita un artículo científico en el que se afirma que, gracias a las medidas de aislamiento y desembarco de los pasajeros afectados y a la cuarentena de todos los demás, el brote quedó en 619 casos. Sin esas medidas, habría enfermado el 79% del pasaje.

Administrador

Next Post

SS anuncia atención psicológica a través de un “Chatbot”

Jue Abr 2 , 2020
Derivado de las acciones que se implementan para atender a la población durante el periodo de contingencia sanitaria por el COVID-19, la Secretaria de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, dio a conocer que se puso en marcha un “Chatbot”, que es una forma de estar en contacto con aquellas y […]